Como eliminar el herpes genital masculino

Si tienes herpes genital, como hombre quizá te sientas imposibilitado de vivir una vida sexual  placentera. Pero ahora podrás actuar y solucionarlo porque aquí te explicaré como eliminar el herpes genital masculino.

Voy a mencionarte y describirte una serie de remedios naturales que podrás aplicarte durante el día. Con ellos irás sintiéndote mejor y en muy poco tiempo no habrá rastro de herpes en tu zona genital.

Como eliminar el herpes genital masculino rápidamente

Antes de empezar, necesitarás realizar algunos cambios leves en tu dieta. Debes dejar de lado por un tiempo los alimentos ricos en arginina. Este es un aminoácido que no favorece la curación del herpes, ya que ayuda a que este virus se desarrolle. Por ello, limítate a comer alimentos que sean bajos en este aminoácido. Evita los frutos secos, las lentejas y, en menor medida, la leche y los huevos.

como curar el herpes genital masculino

Algo también importante para que lo apliques en tu dieta es el consumo de lisina. Este es un aminoácido esencial, que el cuerpo no sintetiza y requiere que lo consumas. La lisina, al contrario que la arginina, ayuda en la curación del herpes. Este aminoácido es necesario para reparar tejidos, pues la síntesis de proteínas que sirven para construir tejidos nuevos requiere de este aminoácido.

Puedes consumir un suplemento de lisina, ya que con este obtendrás la cantidad suficiente que requieres al día.

Ahora voy a darte los remedios que deberás utilizar.

Hielo

El primero de ellos es el hielo. Tienes que aplicarte cubitos de hielo o compresas frías sobre la zona genital afectada por el herpes.hielo para curar el herpes genital

El hielo creará un cambio de temperatura en esa piel dañada que hará que el dolor disminuya rápidamente. Esto te servirá también para disminuir la actividad de las bacterias que proliferan con el brote del herpes.

Si no tienes la facilidad de aplicarte el hielo, ya que la zona afectada podría ser muy grande, ni tampoco consigues compresas frías, la otra opción es que utilices compresas calientes. El calor también servirá para crear el cambio de temperatura que hará disminuir la actividad del herpes.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los remedios caseros más efectivos y útiles. Su utilidad también se extiende en la curación del herpes genital o labial.

Para aplicártelo, simplemente tómalo con tus dedos y déjalo caer sobre las ampollas. También puedes aplicarlo con la yema de los dedos pasándolos con suavidad. Ten cuidado de no rozar muy fuerte, ya que podrías lastimarte.

>>> Haz click aquí para ver cómo eliminé el herpes labial de mi cuerpo para siempre <<<

Después lava tus manos, para evitar que el virus te infecte otras zonas. Deja que el bicarbonato de sodio actúe durante media hora. Durante ese tiempo estará secando las llagas y disminuyendo el desarrollo del virus.

Té verde

El té verde posee propiedades virales que atacarán directamente al virus y ayudan a combatir el herpes genital. Para aplicarlo sobre las ampollas, prepara una infusión con una bolsita de este té. Luego espera a que se enfríe y, entonces, utiliza un algodón o un paño limpio para empaparlo con la infusión. Pasa el algodón o el paño por toda la zona afectada. Hazlo con suavidad, para no dañarte.

El té verde debe permanecer hasta que se seque. Después hazte una nueva aplicación de este remedio.

Limón

El limón también es muy efectivo contra este virus. Su principal potencial para combatirlo está en que es eficaz para eliminar las bacterias que se desarrollan con el brote del virus.

Puedes aplicarte jugo de limón fresco simplemente exprimiendo la mitad de uno de estos frutos y dejando que el jugo caiga sobre la zona afectada. Si es un área muy grande, te recomiendo que utilices un algodón y un paño, de la misma manera en que se aplica el remedio anterior de como curar el herpes genital masculino.
Gracias a estos remedios vas a conseguir curar los brotes de herpes, pero si quieres que no vuelvan a aparecer te recomiendo la guía Adios Herpes, que puedes ver aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *