Como curar el herpes bucal

consejos para curar el herpes bucal

Es tan evidente que el cuerpo humano se sienta revitalizado después de curar un problema como el herpes. Considerando que se trata de un problema que no solo afecta tu salud, sino también tu autoestima, al eliminarlo, es muy seguro que te sientas diez veces mejor que antes de padecerlo. Sin embargo, permíteme contarte que yo busqué como curar el herpes bucal y terminé diez veces peor. ¿Quieres saber por qué?

Resulta que cuando padecí de herpes bucal, busqué por muchos medios algún tratamiento que fuera bueno, y di con productos químicos que venden en la farmacia. Los probé y obtuve resultados, pero no los que cualquiera que desea quitar de su boca unas molestas ampollas quisiera, sino que apenas noté una mejora, y parecía que no obtendría lo que buscaba: curar el herpes bucal definitivamente.

Como curar el herpes bucal con remedios naturales

La verdadera solución la obtuve cuando me di probé los remedios naturales. Estos tienen muchas más posibilidades de curar el herpes bucal, ¿sabes por qué?

La respuesta es sencilla pero muy certera. Los remedios naturales son capaces de actuar en el cuerpo sin afectarlo. Cuando padeces de herpes, tu sistema inmunológico está débil, y por ello requiere que lo ayudes, no que lo afectes negativamente.

Lo primero se consigue por medio de cosas naturales, aquellas que están en armonía con la salud del cuerpo. Voy a darte aquí algunos de estos remedios y también te diré cómo aplicártelos. Sigue leyendo y descubrirás muchas cosas.

Limón para el herpes bucal

El herpes bucal suele doler mucho, y quizá ya puedes imaginar que el aplicarte limón sobre las ampollas te hará sentir más dolor, pero eso no está mal si consideras que al sentir el ardor que el limón te provocará, estarás eliminando muchas bacterias.

Toma un limón y extráele el jugo. Luego utiliza un pedacito de algodón para empaparlo en el juego y, entonces, aplícatelo sobre las ampollas con cuidado. El limón provocará ese ardor en tus labios, pero mantén la calma, ya que en breves momentos el dolor empezará a menguar y no tendrás que hacer nada, solo esperar.

El limón puede volver a aplicarse de nuevo, a fin de obtener mejores resultados. Es importante que no utilices el mismo algodón que ya habías empleado en la aplicación anterior. Utiliza un pedacito de algodón nuevo.

Deja que el jugo de limón se seque en cada aplicación para volver a emplearlo. Notarás que las ampollas empiezan a doler menos, y es porque se habrán eliminado muchas de las bacterias que provocaban dicho dolor. Sin embargo, el siguiente remedio te ayudará mucho más para que dejes de sentir dolor.

Hielo para quitar el dolor del herpes bucal

Si el remedio anterior te provoca dolor, el hielo hace lo contrario. El hielo es muy eficaz contra el herpes labial porque detiene la actividad del virus al crear un cambio brusco de temperatura. Además, los nervios que están en la zona y te están haciendo sentir el dolor pasan tal actividad a segundo plano cuando se concentran en el frío que produce el hielo, así que se trata de un buen calmante.

Toma un trapo, o bien un guante, para que no se te enfríe la mano cuando sostengas el cubito de hielo sobre las ampollas. Ten cuidado de no hacer mucha presión para que las ampollas no supuren, ya que de lo contrario, harás que la sanación cueste más.

Té negro para sanar el herpes labial

El té negro tiene muchas propiedades, una de ellas es el ser un antiviral excelente contra varios virus comunes, entre los cuales se encuentra el herpes. Yo te recomiendo mucho este remedio si quieres que el virus deje de fastidiarte.

Lo que harás será prepararte una infusión de té negro, o bien de té verde, del que puedas conseguir. Esperarás, entonces, que la infusión se enfríe hasta descender a la temperatura ambiente. Cuando esté así, toma un pedacito de algodón y aplícate el remedio de la misma manera que aplicarías el limón según te expliqué en el primer remedio de esta lista.

Aplícate el remedio varias veces, según puedas y esperando a que se seque la aplicación anterior para emplear la siguiente.

Bicarbonato de sodio para secar el herpes en la boca

Por último, este otro remedio te será muy útil para secar las ampollas de manera rápida y segura.

Ponte un poco de bicarbonato de sodio sobre la zona afectada de tus labios y deja que actúe. Si el herpes está dentro de tu boca, será más difícil que te seque las llagas, a menos que intentes no cerrarla.

Curar el herpes bucal de forma definitiva

Si aún te preguntas como curar el herpes bucal, tienes toda la razón del mundo para hacerlo. A pesar de que te he dado varios remedios, resulta que puedes aprender mucho más sobre el tema y lograr de esa manera que el herpes bucal ya no sea un problema para ti. Incluso, puedes aprender a eliminar el herpes labial en un día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *