Como curar el herpes genital masculino

En esta entrada te describiré el mejor procedimiento de como curar le herpes genital masculino. Consiste en que emplees una serie de remedios naturales y caseros para ir desapareciendo las llagas progresivamente. Su efectividad se debe a que trata el problema de manera natural, haciendo que tu mismo cuerpo realice el exterminio de las llagas.

Como curar el herpes genital masculino

El herpes genital es causado por el herpes simplex del tipo 2, y se manifiesta casi de la misma manera que el herpes labial, con la diferencia principal de que las ampollas no aparecen en la boca, sino en los genitales, esto hace que sea aún más doloroso y te limite en más actividades de tu vida cotidiana.

como curar el herpes genital masculino - remedios caseros

Bicarbonato de sodio

Este es el primer remedio que puedes aplicarte al comienzo del día o en el momento en que puedas, ya que su función será secar las llagas que estén supurando.

Utiliza la cantidad necesaria de bicarbonato de sodio, para cubrir toda el área afectada por la aparición de llagas del herpes genital masculino. Puedes también utilizar una pasta hecha con un poco de agua y bicarbonato de sodio. Esto te permitirá conseguir que el bicarbonato de sodio se quede adherido, por si las llagas no están muy supuradas.

La idea con este remedio es que lo apliques para empezar a desaparecer la actividad de las llagas, que generalmente es la picazón y la supuración. Esto las preparará para el siguiente remedio.

Compresas frías

Las compresas frías también ayudarán a que las llagas se sequen, a la vez que atenuarán el dolor que estas provocan.

Debes aplicarte una compresa fría o dos, según el tamaño del área afectada. Ponlas de manera que hagan el mejor contacto con las llagas, ya que solo deberás mantenerlas por unos 10 minutos, pues el frío prolongado sobre esta zona te puede afectar negativamente el resto de la piel.

>>> Haz click aquí para ver cómo eliminé el herpes labial de mi cuerpo para siempre <<<

Después de que pase el tiempo, retira las compresas y utiliza una secadora de cabello con aire frío para secar la humedad. Este último paso será muy efectivo para secar más profundamente la llaga, ya que la humedad de esta podría interferir con el siguiente paso del tratamiento de como curar el herpes genital.

Té verde o negrote negro para curar el herpes genital

En esta etapa del tratamiento deberás aplicarte infusión de té verde o de té negro. Ambos tés son poseedores de grandes propiedades antivirales, las cuales se encargarán de combatir el virus, para terminar de parar su actividad. Este remedio es más efectivo cuando has realizado todo lo anterior, ya que la humedad de las llagas interfiere con la infusión, no dejando que penetre en la piel afectada.

Prepara una infusión con una bolsita de cualquiera de estos dos tés y después utiliza un paño o algodón empapado con esta preparación, para pasártelo sobre las zonas afectadas.

El té debe permanecer ahí por unos 20 minutos como mínimo. Después podrás retirarlo con otro paño limpio o dejarlo que permanezca hasta que se seque por completo.

Baños con sal de Epsom

Este remedio es para que lo apliques durante la noche, en tu baño de antes de ir a la cama. La sal de Epsom también servirá para secar las llagas, esta vez con más profundidad, haciendo que el resto de humedad del pus sea eliminado.

El procedimiento consiste en que prepares una mezcla de sales de Epsom en tu bañera con agua caliente, vaciando uno o dos sobres, según la cantidad que necesites. Luego deberás sumergirte en la bañera y dejar que actúe la sal en la zona afectada por unos 15 minutos. El agua caliente ayudará a que la sal se disuelva mejor, y así penetrará con más efectividad en las llagas, para secarlas de manera profunda.

Como recomendación, utiliza una temperatura adecuada que no te incomode y te permita estar los 15 minutos sumergidos. Puedes mezclar parte de agua fría y caliente para obtener la temperatura adecuada.

Aloe vera y tomate verde

Con este último remedio termino de explicarte como curar el herpes genital de manera natural y segura. Es muy sencillo, ya que consta de dos aplicaciones para dejarlas durante toda la noche.

Debes aplicarte aloe vera sobre las ampollas, y por encima colocar rebanadas de tomate verde. Este remedio está pensado para cicatrizar y sanar rápidamente las ampollas. El aloe vera te ayudará a reparar los tejidos dañados y el tomate verde ira eliminando el resto de humedad que quede.

Solamente aplica todos estos remedios que te he brindado en orden. Y con ello podrás aliviarte en menos de una semana.

Todos estos consejos te ayudarán a curar el herpes genital, pero si lo que quieres es no volver a sufrirlo nunca, te recomiendo el método Adios Herpes, que puedes ver haciendo click

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *