Cómo eliminar el herpes labial para siempre

El herpes labial es uno de esos problemas inesperados y que no suelen resolverse tan fácil. Tarda días en sanar y afecta tu apariencia, por lo que muy probablemente no tienes ganas de salir para que nadie te vea con él. Pero si aprendes cómo eliminar el herpes labial para siempre, te aseguro que nunca más tendrás que lidiar con este problema.

como eliminar el herpes labial para siempre

Para que sepas cómo lo lograrás, te daré una lista de remedios poderosos para el herpes labial. Con ellos irás atacando al virus a la vez que sanas la ampolla. También aplacarás el dolor, y para ello te los dejo a continuación.

Cómo eliminar el herpes labial para siempre

Es importante que leas bien la descripción de cada uno de estos remedios, pues irás aplicándotelos consecutivamente, uno tras otro, pero siguiendo ciertas directrices que te daré para que logres eliminar el herpes labial rápido y para siempre.

Hielo

Usando un guante para no enfriar mucho tu mano, toma un cubito de hielo y aplícatelo sobre la ampolla del herpes labial. Hacer esto te calmará el dolor rápidamente y, además, te ayudará a combatir la actividad de las bacterias y del virus del herpes.

Puedes aplicarte hielo tantas veces como sea necesario, pero no lo hagas muy seguido, sino que permite que la sangre vuelva a circular normalmente por esa zona.

Limón

limón para curar el herpes labialDespués de aplicarte el hielo, puedes comenzar a ponerte limón, un remedio muy eficaz contra virus y bacterias. Su poder es tanto que, con un uso constante, podrás eliminar el herpes labial para siempre.

Toma un limón y pártelo por la mitad, luego extráele el jugo vertiéndolo en un recipiente pequeño. Toma un pedacito de algodón y empápalo con el jugo de limón. Entonces, aplícate el remedio en la zona afectada del labio. Ten cuidado de no hacer mucha presión, hazlo de manera suave y sin friccionar mucho el área.

Aplícate el limón varias veces, esperando que se seque antes de aplicártelo nuevamente. Si sientes que te arde mucho, espera que el ardor pase, pues será doloroso, pero con ello estará limpiando la ampolla del herpes  del virus y de las bacterias.

También puedes volver a aplicarte hielo después del limón para calmar un poco el ardor.

Tomate verde

El tomate verte también es un antiviral poderoso. Toma unas cuantas rodajas finas de tomate verde y ponlas en contacto con la ampolla. También puedes tratar de extraerle el jugo al tomate verde para aplicártelo de la misma manera que el remedio anterior.

Aplícate unas dos veces este remedio y después comienza a aplicarte el siguiente.

Ajo

Al igual que con el tomate verde, puedes tomar unas cuantas laminas finas de ajo (cortadas por ti, para que estén frescas) y aplicártelas sobre la ampolla.

El ajo tiene ese efecto antiviral que muchos de estos remedios que te estoy describiendo. El siguiente es también muy efectivo.

Té negro

te negro para curar el herpes labialDespués de aplicarte ajo, prepara una infusión de té negro o té verde, pues ambos son muy efectivos. Deja que esta infusión adquiera la temperatura ambiente y, entonces, aplícate de la misma manera que el limón, usando un pedacito de algodón empapado con el remedio.

El té negro es un antiviral bastante empleado porque sus efectos son muy buenos para tratar este tipo de virus. Seguramente, después de aplicarte este remedio unas dos veces y si has seguido los pasos anteriores, podrás notar una gran mejora.

Bicarbonato de sodio

Algo muy importante para que la ampolla del herpes se sane más rápido es quitarle la humedad, pues el pus que contienen puede tardar tiempo en desaparecer. Pero con bicarbonato de sodio puedes eliminar la supuración y la humedad de estas fácilmente.

Toma un poco de bicarbonato de sodio con tus dedos pulgar e índice para espolvorearlo sobre la ampolla del herpes labial.

Deja que actúe por un buen rato, en el cual estará absorbiendo la humedad. Notarás que el bicarbonato de sodio cambia de apariencia al mezclarse con el pus o líquido de la ampolla. Cuando veas que no absorbe más, utiliza un trocito de algodón para retirarlo, pues se adherirá fácilmente ahora que ha absorbido humedad.

Aplícate bicarbonato de sodio tantas veces como te parezca necesario.

Aloe vera

Por último, para que la ampolla sane aún más rápido, utiliza aloe vera fresco. Este lo puedes conseguir si lo extraes de una hoja de sábila recién cortada. Aplícatelo suavemente en la ampolla y deja que permanezca allí toda la noche, por lo que te convendrá usarlo antes de dormir.

Y para terminar, hay dos cosas que debes tener en cuenta sobre la dieta. Se trata de dos aminoácidos que pueden afectarte positiva o negativamente.

Lisina y arginina

Estos dos son aminoácidos que están en la mayoría de alimentos con proteínas. Sin embargo, se sabe que la arginina puede provocar brotes de herpes, mientras que la lisina es necesaria para sanar rápidamente las ampollas. Por ello, utiliza preferiblemente un suplemento de lisina y evita así aquellos alimentos muy ricos en arginina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *