Cómo eliminar el herpes zóster

Quizá respondiéndote cómo eliminar el herpes zóster no me refiera a eliminar el virus, pero sí sus brotes, que al final es lo que importa, ya que te provocan mucho dolor y también daña tu aspecto. Por ello, aquí te daré unos remedios que me funcionaron perfectamente bien cuando los apliqué de manera constante y siguiendo los mismos pasos que te daré.

consejos para eliminar el herpes zoster

Recuerda que el herpes zóster es bastante contagioso y que, por tanto, debes lavarte bien las manos después de haberte aplicado estos remedios.

Cómo eliminar el herpes zóster con remedios naturales

Antes de los remedios que puedes aplicarte, quiero que sepas sobre unas cuantas cosas acerca de los alimentos que puedes comer y también de los que debes evitar para sanar más rápido.

Resveratrol

En primer lugar está este componente que se encuentra en las uvas. Lo encontrarás en cualquier tipo de uva y también en el vino tinto, pero este último no te lo recomiendo. El resveratrol ha sido objeto de estudio en diversas investigaciones y se ha determinado que este componente puede ayudar a sanar más rápido del herpes.

Por tanto, consume uvas a diario si puedes hacerlo, pero evita el vino tinto, ya que también contiene alcohol, el cual no es recomendado para consumir si se padece de herpes, pues podría empeorar todo.

Consume lisina en suplemento

La lisina te permitirá sanar más rápido las ampollas. Es un aminoácido esencial, es decir, que el cuerpo no puede producirlos. Y es bastante necesario porque se necesita en la síntesis de proteínas que son usadas para la reparación de tejidos dañados. Por tanto, es necesario que consumas lisina, para que no le haga falta a tu cuerpo a la hora de reparar los tejidos que el herpes zóster dañó.

Evita la arginina

La arginina es otro aminoácido, pero este no te hará mejorar pronto, sino que provocará todo lo contrario. Varios estudios señalan que la arginina puede provocar brotes de herpes, por lo que lo mejor para ti es evitar este aminoácido.

No obstante, puede resultarte difícil, ya que la lisina y la arginina se suelen encontrar en los mismos alimentos. Por tal razón te recomiendo emplear un suplemento de lisina y evitar los alimentos ricos en arginina.

Limón para curar el herpes

limón para curar el herpes labialToma un limón y pártelo por la mitad para extraerle el jugo. De ese jugo vierte sobre las ampollas para que inmediatamente mate las bacterias que hayan proliferado con las ampollas que brotaron. Este remedio puede arderte un poco, pero lo que te dejará al final, una piel limpia de las bacterias, valdrá la pena.

Puede que no se te haga muy sencillo aplicarte este remedio, ya que se trata de un líquido, pero también puedes utilizar trocitos de algodón limpio para empaparlos en el jugo de limón y pasarte estos por las ampollas de manera suave para que no te lastimes.

Compresas frías para el herpes en la piel

Luego del limón puedes aplicarte compresas frías. Estas son muy buenas si quieres quitarte el dolor rápidamente, pues crean un cambio de temperatura tan brucos que tu cerebro se distraerá del dolor que le provocan las ampollas y pasará a indicarte que hace frío en la zona. No obstante, ten cuidado de no aplicarte por mucho tiempo este remedio para que así evites tener quemaduras por el frío.

Otra opción es que emplees cubitos de hielo si no te es posible conseguir compresas frías. Las compresas calientes también pueden darte buenos resultados, pero ten el mismo cuidado, ya que también podrían quemarte.

Ajo para curar el herpes

Toma un diente de ajo y pártelo en finas láminas para aplicártelas en las ampollas. Al momento de que las ampollas hagan contacto con el ajo, estarás atacando al virus del herpes de forma natura pero efectiva. El ajo es rico en propiedades antivirales, y por ello es muy usado en la medicina natural, aunque también en la cocina.

Eliminar el herpes zóster con té negro

Toma una bolsita de té y prepárate una infusión como de costumbre. Luego deja que tome una temperatura adecuada, puede ser la temperatura ambiente, para que puedas utilizarla sobre tu piel. Usa un paño limpio o trocitos de algodón para empaparlos en la infusión. Estos deberás pasarlos suavemente sobre las ampollas para que las propiedades antivirales del té negro ataquen al virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *