Remedios caseros para el herpes zóster interno

En esta entrada sobre remedios caseros para el herpes zóster interno no solo voy a decirte cuáles remedios emplear para acabar con este problema, sino que además te explicaré con instrucciones sencillas y claras cómo aplicártelos. Sigue leyendo y descubre cómo eliminar el herpes de forma natural.

Remedios caseros para el herpes zóster interno

Limón

Este es el primer remedio que te doy porque va a acabar con las bacterias que se reproducen por causa de las molestas ampollas que provoca el herpes zóster. Tienes que ser cuidadoso al limón para curar el herpes labialaplicártelo, ya que la piel dañada por el herpes se vuelve más sensible.

Para usarlo, tienes que cortar un limón por la mitad y extraerle el jugo. Puedes usar un vaso desechable para verter en él el jugo, pues así evitarás usar un recipiente que después pueda propagar el virus. Es mejor prevenir que lamentar.

Cuando le hayas extraído todo el jugo, toma un trocito de algodón totalmente limpio y úsalo para empaparlo con el jugo de limón. Ahora tendrás que pasártelo por toda la zona dañada por el herpes zóster. Hazlo con cuidado, y si te arde, deja que ocurra, ya que suele pasar eso por el poder bactericida del limón.

Puedes aplicarte este remedio varias veces, pero deja que una aplicación se seque primero antes de continuar con la siguiente.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un antiviral natural muy bueno para el herpes, porque te permitirá mermar la actividad del virus y combatirlo desde dentro de ti, aunque también es válido para aplicación externa.

Tienes que hacer lo mismo que para el remedio anterior: usar un algodón empapado con el jugo (aceite, en este caso) y pasártelo por las ampollas. También puedes beberte dos cucharaditas de este aceite.

En caso de que no encuentres el aceite, también puedes aprovechar las propiedades del té negro. Este es también un antiviral muy bueno, y solo tienes que prepararlo para poder beberlo o aplicarlo de la misma manera que ya te he explicado para el limón y el aceite de árbol de té: usando algodón en trocitos.

Compresas frías

Aunque también puedes usar una bolsa limpia llena con cubitos de hielo, te recomiendo que, si tienes la facilidad, consigas compresas frías o, en su defecto, compresas calientes. La idea de aplicarte esto en las ampollas es que tu reacción al dolor disminuya, puesto que tu cerebro percibirá más el cambio de temperatura que creará la aplicación de este remedio.

Además de ello, esto también provocará que las bacterias en la zona disminuyan en actividad, ya que no todas las bacterias pueden vivir a cualquier temperatura (aunque seguramente ya habrás eliminado muchas de ellas con el limón).

Ajo

ajo para curar el herpes labialEl ajo es otro potente antiviral. No es nada caro y es muy seguro que en tu cocina haya en suficiente cantidad para aplicarte en todas las ampollas, si no, consíguelo, porque te ayudará mucho.

Primero tienes que pelar un diente de ajo y, posteriormente, cortarlo en rodajas finas, como láminas. Estas las tendrás que aplicar sobre las ampollas, dejándolas el tiempo suficiente como para que actúen las propiedades del ajo (unos 40 minutos al menos).

Puede que las rodajas se caigan si no las sujetas con algo, así que puedes usar una gasa y asegurarla con esparadrapo (vendaje).

Resveratrol

Este remedio seguramente es de los que menos se conoce para combatir el herpes, y es que realmente se trata de un compuesto que necesitas consumir para mejorar mucho.

El resveratrol se encuentra en las uvas. Por tanto, también lo podrás encontrar en los vinos, pero no por ello debes consumirlos, ya que tienen alcohol, y este no es nada bueno para el herpes, ya que seguramente lo empeorará.

Lo que tienes que hacer es comer uvas, por lo menos durante la semana en que estarás tratándote este problema del herpes.

Es gracias a diversos estudios que hoy se sabe que este compuesto tiene un efecto positivo en el tratamiento del herpes zóster, así que no lo desaproveches y come uvas.

Miel y vinagre

Si hay algo que te hará mejorar la apariencia de tu piel bastante después de haber eliminado las bacterias y disminuir la actividad del virus del herpes zóster, eso es la miel, y junto con el vinagre se remedio con miel para curar el herpes labialvuelve el remedio ideal.

No necesitas más que miel natural y vinagre de vino de manzana. Ambos debes mezclarlos en partes iguales y ponértelos en la zona afectada (puedes usar el método del algodón para la aplicación).

Inmediatamente, cuando haya contacto entre este remedio y las ampollas, tu piel empezará a mejorar, quizá no lo notes al instante, pues requiere de tiempo, pero por dentro estará recuperándose.

Sábila

La sábila es uno de los mejores remedios para tratar la piel dañada, ya que sus propiedades ayudan a regenerarla. Con este remedio también puedes hacer que sanen rápidamente las ampollas del herpes zóster interno. Lo único que necesitas es lo que está dentro de las hojas de esta planta: el aloe vera.

Consigue esta planta o una de sus hojas frescas y pártela con un cuchillo limpio. Tienes que extraer el contenido de la hoja y, luego, aplicártelo por toda la zona dañada.

Lo mejor es que te dejes este remedio durante toda la noche, mientras duermes, ya que así estarás totalmente seguro(a) de que la piel ha absorbido las propiedades del aloe vera. Por otro lado, recuerda que debes lavarte muy bien las manos antes y después de la aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *