Como curar el herpes genital femenino

El herpes genital femenino puede propagarse ampliamente sobre el área genital de la mujer. Por ende, es muy importante que sepas como curar el herpes genital femenino. Te explicaré aquí una manera muy efectiva de conseguirlo. Lo mejor de todo es que lo lograrás de una forma natural, segura y económica.

Como curar el herpes genital femenino

Primero, si quieres que el herpes se cure, debes darle a tu cuerpo los alimentos que te ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico, que generalmente son los que contienen los compuestos que el cuerpo necesita para combatir los virus.

consejos para curar el herpes genital femenino
Puedes consumir uvas rojas, que son muy ricas en resveratrol. Este compuesto ha sido objeto de estudio para comprobar si tiene algún efecto positivo como tratamiento del herpes. Y, efectivamente, lograron descubrir que ayuda a disminuir el desarrollo del virus en el cuerpo.

También te recomiendo un suplemento de lisina, que será muy importante para que tu cuerpo pueda reconstruir los tejidos dañados por las llagas del brote.

La lisina la puedes encontrar en suplementos de varias presentaciones, lo que hará más sencillo que consumas la cantidad de lisina necesaria al día. Necesitas al menos 12 miligramos por cada kilogramo de tu masa corporal.

Consumir la lisina en suplemento también tiene otra gran ventaja, y es que con ello evitarás consumir otros alimentos que contienen lisina pero, a su vez, son ricos en arginina.

Esta es un aminoácido que no ayuda a curar el herpes. En su lugar, una cantidad alta de arginina en el organismo dificulta que el virus del herpes sea combatido.

Hielo

hielo como remedio para curar el herpes

Como primer remedio, y a fin de que elimines rápidamente el dolor que causan las llagas, utiliza hielo. El hielo hará un cambio brusco de temperatura sobre la zona afectada.

Esto te hará sentir más relajado y será efectivo contra el virus del herpes, porque ralentizará su efecto. De esta manera comenzarás una batalla parara curar el herpes genital que seguramente ganarás.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es muy rápido para secar las llagas. Al secarse, estas comienzan a sanar, ya que el cuerpo actúa con el sistema inmunológico para combatir al virus del herpes. Luego de esto necesitarás el siguiente remedio para que tu cuerpo tenga aún más potencial.

>>> Haz click aquí para ver cómo eliminé el herpes labial de mi cuerpo para siempre <<<

Té verde

El té verde es el remedio ideal para combatir el herpes de manera natural. Esto es porque sus propiedades antivirales ya son muy conocidas por tratar problemas de este tipo.

Te recomiendo beber dos tazas de infusión de té verde. Una la puedes tomar en la mañana y otra, en la noche. También si no puedes adquirir té verde, puedes prepararte una infusión de té negro o de clavo de olor.

Otra opción muy efectiva es que apliques la infusión directamente sobre la zona afectada, utilizando un algodón o paño empapado con la preparación.

El remedio deberá estar allí hasta secarse por completo. Luego podrás repetir su aplicación.

Lisina

La lisina es un aminoácido que el cuerpo necesita para reconstruir y reparar tejidos. Es un aminoácido esencial, lo que quiere decir que debes consumirlo sí o sí porque el cuerpo humano no puede fabricarlo. Muchas proteínas requieren lisina para ser construidas y, a la vez, para servir en la reconstrucción de nuevos tejidos. Toda la piel dañada que te puede dejar el herpes genital necesitará de estas proteínas y, estás, de este aminoácido.

Lo mejor es que consigas un suplemento de lisina y lo tomes según las indicaciones, teniendo en cuenta la cantidad necesaria de lisina que tu cuerpo requiere.

Arginina

La arginina es también un aminoácido que, a diferencia de la lisina, no permite que te cures tan rápido del herpes como sí ocurre con la lisina. Se sabe que este aminoácido dificulta la curación natural del herpes y que, incluso, puede provocar los brotes de este tanto en los genitales como en cualquier otra parte del cuerpo.

Casi todas las fuentes de lisina contienen arginina, y por eso es mejor que consumas este primer aminoácido por medio de un suplemento, pues así evitarás que la arginina te afecte negativamente.

Baño con sal de Epsom

Consigue un sobre de sal de Epsom, luego vacíalo en una bañera llena con agua tibia y, después, sumerge tu tren inferior en ella a fin de que tu zona genital quede expuesta al agua con sal de Epsom. Revuelve bien el agua para que dichas sales se disuelvan bien.

Este remedio te servirá para comenzar a secar las ampollas. Deberás permanecer unos 15 minutos dentro de la bañera. Después podrás secarte usando un secador de pelo sin calor o un ventilador.

Limón

limón para curar el herpes labialAl igual que el té verde, el limón también combate el virus del herpes. Esto lo puede hacer debido a que elimina las bacterias que se propagan en las ampollas a causa del brote.

Toma un algodón y empápalo con jugo de un limón recién exprimido. Pásate este algodón por toda la zona genital hasta cubrir por completo las llagas.

Déjalo que esté allí hasta que se seque.

Aloe vera

El último remedio de como curar el herpes genital femenino de forma natural que deberás aplicarte será el aloe vera.

Toma una hoja de sábila y extráele la cantidad suficiente de gel, para aplicarte por toda la zona. Debes hacerlo en la noche, a fin de dejarlo todas las horas que duermas. En ese tiempo las propiedades del aloe vera harán su efecto de sanación y reparación sobre la piel dañada.

Todos estos consejos te ayudarán a curar el herpes genital, pero si lo que quieres es no volver a sufrirlo nunca, te recomiendo el método Adios Herpes, que puedes ver haciendo click

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *